miércoles, mayo 09, 2007

El Sarkozy andaluz



¿Quién es el Sarkozy andaluz? ¿Existe un político entre nosotros que se atreva a decir, en voz alta, lo que proclama el nuevo presidente de la República vecina? No hablaremos de Rajoy, que sigue enredado en esos complejos que tan buenos resultados dan... a sus rivales, claro está. Centrémonos, que viene del verbo centrar, en la Andalucía de las Hespérides que describió Marguerite Yourcenar: ¿dónde está el Sarkozy andaluz?

La pregunta tiene guasa. Y más peligro que un concejal delante de una fuente de cigalas. De momento hay que señalar lo evidente. En Andalucía no hay ningún Sarkozy porque el pueblo andaluz es incapaz de votar a un individuo que proponga, del tirón, la cultura del mérito, del esfuerzo, del trabajo como medio para ganarse la vida y para ascender en la pirámide social. Eso quedará bien para Francia, pero aquí nos conformamos con el PER, con la Logse que iguala por abajo, con el enchufe que se consigue a través de un conocido que tiene fuerza en el régimen, con los acuerdos de concertación, con las subvenciones que trincan los nuevos intelectuales orgánicos.

El Sarkozy andaluz tendría que aguantar carros, carretas y carriolas rocieras en cuantito dijera que hace falta autoridad para terminar con los problemas de los guetos que rodean las grandes ciudades: eso de barrios marginales quedó para la historia. Una autoridad democrática que preserva todas las garantías del sospechoso, que no se trata de volver al toque de queda. Una autoridad legítima, moralmente avalada por la mayoría de los ciudadanos, ejercida para que los individuos que orillan el sistema de libertades puedan integrarse en la sociedad. Una autoridad, en suma, que nada tiene que ver con esa caricatura que la progresía enarbola en cuanto alguien saca la palabra del diccionario.

Andalucía es tierra abonada para lo contrario. La autoridad es compartida por los alumnos y el profesor. El delincuente es una víctima de la sociedad aunque se demuestre lo contrario. La escuela sirve para que los jóvenes se entretengan con el bachillerato lúdico antes de engrosar las listas de beneficiarios del régimen al que luego tendrán que votar para conservar el subsidio, la ayudita familiar, la subvención que le permita salir del apuro. Si a la criatura se le ocurre romper el mobiliario urbano, el poder se dedica a buscarle una alternativa botellonera y a pregonar a los cuatro vientos que la culpable es la sociedad. O ese perverso sistema promovido por Bush, por Aznar o por esas señoras tan fachas que forman el grupo Las Azores.

Si los franceses fueran tan listos como los andaluces no habrían votado a Sarkozy. ¿Cómo se le puede encomendar la dirección política del país a un individuo que fomentará la identidad nacional? Eso es propio de fachas. Si en Francia hubiera autonomías la cosa sería distinta, y ese mismo fomento identitario pasaría por progre. Todo esto se bate en una coctelera y se sirve en los informativos de Canal Sur: los franceses se habían equivocado al votar a un reaccionario como Sarkozy. ¿Por qué le gusta tanto a la progresía andaluza decidir quién debe gobernar en el resto del mundo?

Las preguntas se quedan en el aire cálido de mayo. Las respuestas pueden esperar otros veinticinco años de pax chavesiana. Así seguiremos mientras existan los sindicalistas a sueldo, los empresarios cursillistas y los intelectuales paniaguados o ajamonados, que en este campo también hay sus categorías. La Logse nos iguala por abajo hasta conformar la nueva “mediocracia” que nos gobierna: un ejército de mediocres sin oficio ni beneficio que ven en Sarkozy al monstruo que puede terminar con su chiringuito. Vamos terminando el artículo y no damos con la clave que pueda deshacer el enigma. ¿Dónde está el Sarkozy andaluz? Y en caso de encontrarlo, ¿quién lo votaría en Andalucía?

pacorobles63@gmail.com

8 Comments:

Blogger gutiforever said...

El Sarkozy andaluz está fuera de la política.
Es un empresario joven,liberal.O un ejecutivo con recorrido intelectual y altitud de miras.
La derecha andaluza esta lastrada,empozoñada como esas ganaderias bravas que la endogamia ha convertido en babosas con astas(ay,Juan Pedro...).
Sería necesario,previamente,una limpia de corrales para buscar con ayuda de los hados ese Neo,ese "elegido" que haga surcar las dunas áridas de la oposición y expulse la dislexia,con sombrero cordobés,del Palacio de San Telmo.

5:30 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

7:12 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

Añádale amariconada...
como ese escalafón taurino demasiado entretenido en el beefcake cartelero y la psicología de salón...

que el valor al torero se le supone y Alejandro Magno tenía su Hefestión...

De todas formas me sonroja el afrancesamiento repentino de los corrillos políticos de este país...
me resultó bastante cómico que en el famoso debate entre Sarko y Sego se disputaran a Zapa a cara de chien andalou...
ésto me hace pensar que la melancolía prolongada de la derecha española también ha producido "ceguera selectiva"... algo que me recuerda a ese defecto español tan nuestro de inferir sobre el miembro del vecino.

Y a fin de cuentas, en tu casa te conocerán, y a Cécilia la trincaron en la suite... Iberia por supuesto... con su tío, ¿o era su abuelo?...
con tal de que no fuese su primo el alcalde.

7:16 p. m.  
Blogger Cabezota sin remedio, corazón enorme said...

Es como Armada el 23 F. Ni está ni se le espera.

7:38 p. m.  
Blogger canalsu said...

El Sarkozy andaluz también sería un inmigrante, el "señor de Murcia" que se llevó al huerto a Ninette. Eso sí es muy valorado por aquí y no plantarse en la mesa diciendo: señores, el que quiera agua que se levante a por ella.

Parece claro que, si alguna vez retiran el sombrero cordobés de Chaves como retiraron la camiseta con el 14 de Cruyff, los nuevos no tendrán arrestos para decirles a patronal y sindicatos que se cerró el grifo. ¡No te digo nada de atreverse a criticar a Canalsur eliminando esa estupidez preventiva de que los trabajadores de la cadena son excelentes profesionales!. Serán los técnicos, porque los periodistas que asumen sin rechistar la "información"…

8:24 p. m.  
Blogger San Isidoro said...

¿Y por qué siguen esperando ustedes a Godot?. Si no hay Sarkozy, habrá que fundar un nuevo partido que recoja estas necesidades.

Y a luchar. Como Arialdo y Landolfo Cotta (http://blogs.periodistadigital.com/servusveritatis.php/2007/03/08/la_pataria_i).

Hasta el Rey ha realizado hoy su deposición. Esto no tiene vuelta atrás. Es el momento de recuperar el sentido del "civis".

9:03 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Pimentel lo intentó y no hace falta que les recuerde a ustedes como le fue...

12:47 p. m.  
Blogger pacobetis said...

No nos engañemos. Tenemos los políticos que nos merecemos, tanto en Andalucía como en el resto de España. No hay ni uno que valga un duro. Al menos yo no los veo.
http://sentir-luchar-vencer-podemos.blogspot.com/2007/05/dos-buenos-anlisis-sobre-nuestros.html

7:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home