jueves, mayo 25, 2006

Estatuto sin papeles

La Junta de Andalucía ha publicado un librito con el texto del Estatuto de Autonomía que aprobó en su día el Parlamento andaluz. Bien. Lo ha repartido a través de los suplementos dominicales de los periódicos. Pues bueno. La sorpresa llega cuando consultamos el registro legal y la empresa que ha impreso el libro en cuestión: no aparecen por ningún lado. La misma Junta se salta sus propias normas sin que nadie le llame la atención. ¿Por qué no nos dicen quién se ha llevado la tela del telón de la impresión? ¿Por qué no aparece el preceptivo registro legal en la publicación de un texto tan legalista como éste?

A partir de ahora tendremos que prepararnos para una ofensiva en toda regla... aunque se salten las normas a la torera. El proyecto de Estatuto publicado en un papel con menos papeles que una liebre –la paradoja es quevedesca- será el Rubicón que tendremos que pasar para que nos consideren buenos andaluces. Un Rubicón que será propiedad de la Junta, como el Guadalquivir que ha pasado de la lírica lorquiana a la burocracia chavesiana. “El río Guadalquivir va entre pizarros y olivos...” Pizarro ha tenido que ejercer de monaguillo de la Congregación Chavesiana para la doctrina de la Fe en Andalucía: había que frenar en seco la minicrisis de los obispos andaluces. Los prelados han levantado tímidamente la voz para oponerse al Estatuto por razones de conciencia y de moral, esas dos palabras que los políticos profesionales desconocen cuando votan, como Guerra o Leguina, según les ordena la disciplina de partido.

Los obispos han tenido que tragarse la última perla de Pizarro. Sostiene el portavoz de Donmanuel que los católicos andaluces están más cerca de los postulados del régimen que de la senda que les marcan sus pastores. ¡Toma ya! Esto es la superación de la dialéctica entre la derecha clerical y la izquierda agnóstica, y lo de Marx es cuento. Pizarro es capaz de averiguar, él solito, qué piensan los católicos y de arrogarse su opinión mayoritaria. Los sociatas van tan sobrados que se creen los únicos intérpretes del pensamiento de los andaluces. Tal vez por eso han decidido que las romerías también son suyas, y en la “explosión de la cultura mediterránea” que Carmen Calvo identifica con el Rocío han plantado su sello inconfundible.

La Diputación de Huelva pagará, con el dinero de los impuestos de todos los onubenses, una casa en la aldea global para dar de comer y de beber a sus invitados. Así se hace régimen. ¡Viva el caciquismo de segunda generación o de tercera modernización! A Romanones le ha echado la pata el presidente de la Diputación de Huelva. Don José Cejudo habló en su día de los “villones” con uve. ¿Recuerdan? Ahora repartirá “ganvas” con la misma letra, y “manzaniya” con la y de la cultura griega que atesora este Pericles choquero. ¿Habráse visto mayor demagogia que emplear el dinero de las escuelas en una juerga rociera que sirva para tejer la red clientelar del régimen? Prefieren gastarse la pastora en el share de los rocieros de gañote que atestarán la casa antes que en chare, vulgo hospital comarcal que sigue dando vueltas por la provincia sin que se construya.

En el caso de la casa del Rocío han enseñado la patita por debajo de las convicciones que abandonaron hace demasiado tiempo. A los barandas del régimen andaluz les ocurre lo mismo que les pasaba a los pocos burgueses que en Andalucía han sido: en cuanto rozan las mieles del poder se convierten en señoritos. Es su aspiración. Hemos pasado de los coches de caballos a los carros de cientos y cientos de caballos que se acumulan en los garajes de los centros oficiales. Por eso no aparece en el folleto del Estatuto el registro legal, ni el nombre de la imprenta que lo imprimió. ¿Desde cuándo tiene que cumplir la ley el señorito del cortijo? Palabra de Pizarro. Te alabamos, monseñor.

4 Comments:

Blogger canalsu said...

Olvida usted señor Robles, quizá maliciosamente, que la casa alquilada en El Rocío tiene como fin confraternizar y compartir experiencias.
- Quillo prueba estos langostinos antes de que esto se llene. Es una experiencia sublime
- No , si ya tenemos preparados los de Pescanova para cuando venga la chusma.
- ¡Que se van a dar cuenta…!
- El ingente esfuerzo y sacrificio de innumerables generaciones de andaluces y andaluzas a lo largo de los tiempos se ha visto recompensado en la reciente etapa democrática…

8:13 p. m.  
Blogger canalsu said...

Perdón, es que se me había olvidado. Usted, señor Robles es conocido y "reconocido" por su declarada antipatía al progresismo, de manera que no estaría de más que le recordásemos alguna de los progresos que contempla el Estatuto: (Art. 2. Territorio.):

"El territorio de Andalucía comprende el de los municipios de las provincias de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla"

A ver si esto también le va a parecer mal, joder.

8:51 p. m.  
Anonymous sieterrevueltas said...

MEnsaje a canalsu: mi antipatía es, exactamente, a la progresía rancia, vulgo progre revenido. No soporto la hipocresía, venga de donde venga. Ni del católico de golpe en el pecho mientras jode a los demás, ni del progre que se beneficia de la demagogia que imparte. Muy buena la ironía de las provincias andaluzas...

10:53 a. m.  
Blogger canalsu said...

No hacia falta que lo dijera. Lleva usted años demostrándolo.
De todas maneras, gracias por eso mismo.

3:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home