lunes, junio 26, 2006

El Intocable

“Lejos de nosotros la funesta manía de pensar”. Así rezaba el cartel que exhibían los partidarios de Fernando VII, el rey absolutista al que le preparaban las carambolas del billar como a Franco le acercaban los salmones a la caña. O como a Chaves le hacen las entrevistas a medida en la sastrería de Canal Sur. En Andalucía deberíamos cambiar el eslogan, previo paga a los pensadores de la propaganda modernizadora, y dejarlo más o menos así. “Lejos de nosotros de funesta manía de criticar”. Kant no tendría sitio en nuestra realidad nacional con tanta crítica de la razón pura o de la razón práctica. Aquí nos conformamos con intelectuales de la talla de Luis Pizarro.

Si Maragall es el Honorable, en Andalucía deberíamos crear la figura del Intocable, un título que le viene a Chaves como anillo al dedo con que nombra a sus asesores a sueldo. Inciso muy, muy, muy malvado: hablar de la resaca del referéndum catalán, estando Maragall por medio, tiene tela de guasa. Los cronistas podrían haber empleado otra palabra, ya que la resaca tiene unas connotaciones que... Vamos a dejarlo ahí.

El Intocable Chaves, alias Manolo para los compañeros de partido, no consiente que nadie le lleve la contraria. Lo bueno de su actitud es que nos permite alejarnos del engaño. Así se reconoce a los mediocres a una distancia propia de la visión del lince, ese animal al que tratan mejor que a los pobres que no tienen ni siquiera el salario social. A Chaves no pueden criticarlo ni las ministras de ZP. Un simple alusión de Cristina Narbona ha provocado la humillante rectificación de la ministra de Medio Ambiente para dejar claro que Donmanuel no tiene la culpita de la degradación del litoral andaluz. A sus colegas del PRI-partito chavesiano, una especie de tripartito pero a la andaluza y con un toque mexicano, le resbalan las advertencias de un informe elaborado con esa palabra que desconocen los barandas que le rinden culto a San Telmo: rigor. El desprecio sale de los labios del intelectual Pizarro: “No nos sentimos aludidos por las reflexiones de la compañera-ministra; creo que no tiene mucha información de lo que hace la Junta”.

Le perdonan la vida y la reprobación del Parlamento porque es una compañera-ministra, lexía compleja que nos recuerda el tic de la izquierda cuando gobierna en dictaduras habaneras. Eso de anteponer el apelativo de compañera al cargo de ministra es más propio de la Cuba castrista que de la Andalucía que estará, si Dios quiere y Zarrías acierta, entre las veinte regiones más desarrolladas de Europa en unos años. La compañera-ministra se ha arrugado, ha inclinado la servil cerviz y ha enmendado la plana. Pero como no hay peor borrón que el de una rectificación a medias, Narbona lo ha mejorado diciendo que sus críticas iban dirigidas al periodo 1987-2000. Esto es lo malo de mantenerse tanto tiempo en el poder: ni los suyos recuerdan que Chaves ya gobernaba. “Cuando Narbona despertó, Chaves ya estaba allí”, que diría Monterroso.

Está visto y comprobado que ni siquiera una ministra puede criticar lo más mínimo al Intocable Chaves aunque se base en un riguroso informe científico. La evidencia respalda el contenido del sesudo documento: en Andalucía estamos perdiendo la virginidad urbanística del litoral, lo cual puede ser bueno o malo, pero es. O no, que diría el altavoz Pizarro. El portavoz del Intocable no pasa ni una. A todo el que señala un problema lo descalifica –o eso intenta, otra cosa es que lo consiga- espetándole en su cara que no conoce la realidad andaluza. Ahora que estamos en el trienio de Juan Ramón Jiménez, el inefable Pizarro debería acuñar un lema que protegiera a su señor de los ataques externos. Que coja el mandamiento juanramoniano y lo meta en el Estatuto. “No lo toquéis más, que asín es Manolo”.

1 Comments:

Blogger Lopera_in_the_nest said...

Puedo pedir por favor que ponga en este blog la columna que ha escrito Vd. hoy en "El Mundo". Si no puede, a todos aquellos que no la hayan leido, les aconsejo hacerlo. Como son éstos que nos gobiernan...

7:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home