viernes, mayo 11, 2007

El Partido Institucional

En esta Andalucía ultraconservadora del siglo XXI no gobierna el PSOE, que al fin y al cabo es una reliquia como la imprenta que utilizaba Pablo Iglesias. Aquel partido se ha quedado en las cuatro siglas, en el puño y la rosa, en esa confusa tradición que les sirve a sus dirigentes para darse un baño de republicanismo cuando toca. Quien de verdad manda en Andalucía es el Partido Institucional, un remedo conservador de aquel PRI mexicano que añadió la I de Institucional con todas las consecuencias.

En Sevilla se ha descubierto el pastel y el pasteleo que se traía entre manos doña Susana Díaz, esa diputada nacional que deja en pañales a Castelar, que ha superado en sus discursos la oratoria de Azaña y la prosa límpida de Ortega y de Gasset. ¿Quién no se ha solazado con la lectura pausada de las gloriosas intervenciones de la congresista Díaz Pacheco en la carrera de San Jerónimo? Con sólo treinta y dos años ya ha cursado estudios de Quinto de Derecho (sic). De momento le saca cuatro cursos a Pepiño Blanco, lo cual no es moco de pavo ni de pava.

Además de ejercer como Vocal del Delegación española en el Grupo de Amistad con la Gran Asamblea Nacional de Turquía, doña Susana se dedica a su altísima misión de llevar la Secretaría de Organización del PSOE sevillano. Toda una responsabilidad en estos tiempos que corren. Por eso hace uso y abuso del coche oficial que ella misma se ha asignado en la Diputación Provincial de Sevilla. Los más quisquillosos se preguntarán qué hace una chica como Susana en un coche como ése, pero esta interrogación no es pertinente en el esquema del régimen andaluz. Aquí todo es lo mismo: la frontera que separaba el partido de las instituciones se ha borrado definitivamente, y los viejos señoritos de antaño han dejado paso a las nuevas señoritas de hogaño.

Lo más curioso del caso es que doña Susana justifica semejante atropello automovilístico sin pudor alguno. Los coches oficiales están a disposición del partido. “Claro que me monto y me seguiré montando”. Tanto monta, monta tanto, todo con tal de no ir andando. Esta nueva casta a la que pertenece la casta Susana no sabe qué es un autobús ni un taxi, desconoce qué se debe hacer para aparcar el coche en zona azul, ignora todo lo que se refiere al transporte público que luego pregonan como si lo usaran a diario. Son la viva representación de la demagogia más pura que imaginarse pueda. Es la progresía que criticaba a Martín Villa por su adicción a los coches oficiales. ¿Recuerdan? Doña Susana se montó en el primero cuando aún tenía 24 años de edad y todavía no se ha bajado... ni piensa hacerlo.

Mientras tanto, el sufrido contribuyente andaluz sigue pagando impuestos para que la clase política viva a cuerpo de rey. Se saltan todas las normas habidas y por haber. ¿Qué queda de los ideales republicanos que anteponían la sobriedad machadiana a los lujos de la aristocracia decadente? Nada. Apenas un grupo de comprometidos ciudadanos como el abogado José Luis Escañuela. El republicanismo falso de estos priístas de nuevo cuño es de oropel. Se han hecho los dueños y las dueñas de Andalucía, convirtiendo la Junta en una sede del partido, y viceversa. Las Diputaciones están a su disposición para colocar a la gente de la estructura del partido: los asesores van creciendo a ritmo vertiginoso, y su misión es trabajar para el partido mientras cobran del erario público, como el acompañante habitual de doña Susana en el coche que les pagamos entre todos para que no sufran las molestias que el pueblo tiene que soportar.
“Claro que me monto y me seguiré montando”. Que cada uno le ponga el nombre que mejor le cuadre a la frase. Doña Susana se montó hace tiempo en el taco y en el coche. Y de ahí no hay quien la baje mientras el Partido Institucional siga mandando en Andalucía.

pacorobles63@gmail.com

7 Comments:

Blogger Cabezota sin remedio, corazón enorme said...

Un post demasiado pesimista señor Robles. Y lo peor es que usted tiene razón. O ésto o la emigración. Es lo que nos queda.

8:31 p. m.  
Blogger Ful el Blogcazas said...

Jajajaja, muy bueno Paco. Se dan clases gratis de política para no iniciados POLÍTICA PARA TONTOS

11:33 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La Susanita de Fofó tenía un ratón, que jugaba al ajedrez. Su homónima socialista se lo monta de miedo... Saludos desde Tenerife y gracias por tus artículos. Mr. Appeltree.

10:51 p. m.  
Blogger San Isidoro said...

Y parafraseando a del Nido, pero al revés, "lo peor está por llegar".

http://blogs.periodistadigital.com/servusveritatis.php/

3:47 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La verdad paco es que ya no extraña nada, soy de un pueblo a solo 17 km de sevilla y aqui pasa de too.En plena campaña electoral, la alcadesa del psoe,lanza un edicto municipal para que los vecinos acudan al ayuntamiento para las futuras v.p.o .Lo hace sin tener proyecto, ni suelo, ni tiene nada calificado para v.p.o. todo para conseguir un puñado de votos ilicitos a costa de crear unas falsas expectativas en los vecinos.En todos sitios estamos igual

10:53 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El pueblo al que antes he aludido es Albaida del aljarafe

10:56 p. m.  
Blogger Balaroja said...

Hace tiempo que tengo una "teoria" al respecto de los nuestros politicos y de como se las gastan, especialmente en nuestro querido Méjico, perdón Andalucia.
Muy muy resumida viene a decir que lo de la sabiduria del pueblo es una tonteria por que a nadie se le obliga a votar a estos y sin embargo estoy convencido que acabarán batiendo el record de permanencia del PRI.
Asi que muy sabios no somos

1:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home