miércoles, junio 13, 2007

Manolo y Donmanué





En Andalucía hay gente que es del PSOE como el que es del Betis, y viceversa. El profesor Lazo, destacado socialista que nada tiene que ver con la progresía que nos invade, lo ha dejado por escrito en algunos de sus imprescindibles artículos. El PSOE andaluz está así: la reflexión crítica no cabe en el régimen chavesiano, en ese búnker que manejan Luis Pizarro y Gaspar Zarrías con mano de hierro que aprieta el cinturón de los estómagos agradecidos, vulgo altos cargos.

El personal es del PSOE como si la política fuera algo similar al fútbol. El verbo copulativo que se utiliza no es el verbo estar, sino el hamletiano ser o no ser. Se es de izquierdas, no se está a la izquierda en un asunto concreto y en una determinada circunstancia. Al pobre Ortega lo están dejando sin Gasset: yo soy yo y del PSOE. Yo soy yo y mi circunstancia, eso es, la subvención o la paga, la prebenda o la esperanza de un empleo mejor en la todopoderosa maquinaria socialista, vulgo Administración.

Por eso se identifican tanto los dos Manolos que gobiernan con idéntico estilo sus respectivas naves: por un lado está el bueno de Manolo, vulgo Erchave; y por el otro Lopera, para los suyos Donmanué. Si ETA rompe la tregua, Erchave le echa la culpa al PP. Si el Betis está de ruina, Donmanué carga contra los árbitros o destituye al entrenador. Inciso muy, muy, muy malvado para explicar hasta dónde llegan las similitudes: ¿no parece Luis Pizarro un portavoz de Lopera? Dejémoslo ahí...

Los andaluces que no cambian de partido como el que no cambia de equipo se quedan con las ganas de un metro como el que crece continuamente en Madrid. Al bético le ocurre lo mismo. El bético envidia los títulos que gana el Real Madrid pero sufre con las goleadas que recibe su equipo en el semiestadio de Donmanué: la otra mitad sigue siendo el Benito Villamarín. En la política andaluza existe el mismo tabú que rige las adscripciones futboleras. Y encima se justifican los desmanes porque son “de los nuestros”.

¿Cuánta gente ha mirado hacia otro lado al cabo de los diecisiete años de régimen chavesiano? Es la misma actitud que mantenían aquellos béticos de los años noventa cuando elevaron a los altares a un individuo que es capaz de alicatar la Giralda: así es el gusto estético de este nuevo rico de azulejo y “asandía”. Bramaba Lopera: “¡Estábamos en la UVI, nadie daba un duro por nosotros, y yo os dejo un Betis libre, en Primera!” El equipo está, como Andalucía, en la cola de la tabla, pero su máximo accionista promete títulos, ligas y “shampion” como si el personal trajera la gilipollez de serie. En Andalucía ocurre exactamente igual. Los mismos que no consiguen que salgamos de los puestos de descenso –los compartimos con Extremadura de forma pertinaz- se permiten el lujo de anunciarnos modernizaciones a pares.

¿Dónde está aquella promesa del ascenso de Andalucía a la liga de las estrellas? Zarrías señaló hace varios años que en 2020 estaríamos entre las veinte regiones más desarrolladas del continente o del carrefour, a elegir. ¿Cuántos puestos hemos escalado en estos años? Los mismos que ese Betis cuyo entrenador recién destituido, que no cesado, presumía hasta la semana de un hipotético sexto puesto en la Liga si hubiera llegado antes.

Uno dice “a la misma vez” y otro le anuncia a la oposición que va a salirle el tiro por la cuneta (sic). Ninguno domina la sintaxis ni falta que le hace. Ejercen el mando con una soberbia propia de los reyezuelos taifas o de los esperpentos que Valle-Inclán retrataba como tiranos con bandera propia. A su alrededor, un ejército de aduladores. Enfrente, una masa silenciosa que asiente. Pase lo que pase, en Andalucía y en el Betis no se mueve nadie del voto ni del asiento, porque aquí siempre se hace lo que diga Donmanué.

pacorobles63@gmail.com

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Imprescindible este comentario tuyo para comprender esas dos almas gemelas, que son Chaves y Lopera. Genial. Saludos, Mr. Appletre.

5:04 p. m.  
Blogger Cabezota sin remedio, corazón enorme said...

Hay una gran diferencia. Lopera compró el Betis con dinero. Es verdad que luego la plebe le aclamó, con el "lo que diga don Manué". Pero a la presidencia llegó pagando.

Chaves no ha comprado la Junta, gana en una elecciones democráticas. Bueno, "compra" votos, subsidio en mano. Pero no todos los que le votan están subsidiados. Es como usted dice. Lo votan, porque es una cuestión de "hooliganismo". Los tiffosi del PSOE.

5:46 p. m.  
Blogger canalsu said...

Mira Paco, es tan así que, si Chaves colgara el sombrero, Luís Pizarro sería el nuevo presidente de la Junta si lo presentaran.

¿Hay quien no se lo pueda "de creer"?

7:42 p. m.  
Blogger Lopera in the nest said...

El problema Paco es como bien dices:

El personal es del PSOE como si la política fuera algo similar al fútbol.

Pero igual en el PP. Se es de derechas o se es de izquierdas. Casi nadie sabe lo que significa, excepto quizas que se sientan a la derecha o la izquierda en el Parlamento, bueno cuando se sientan, y también dependiendo desde donde se les mire. porque desde estáis los periodistas los del PSOE se sientan a la derecha y los del PP a la izquierda.

Pero en serio, lo malo lo triste y lo deprimente es que hay muy poca gente que se diga: a ver, que me decís, que me proponéis, vale, ahora decido yo, en mi voto mando yo.

8:17 p. m.  
Blogger FranciscoJ said...

La foto de Erchave que aparece en el blog está ligeramente pixelada al ancho, lo cual no es favorecedor para la silueta del cabezón.Tiene una cabeza enorme, perfecta para guardar recaos y que no se te olviden.

El ejemplo de los sentimientos políticos y deportivos es muy acertado. Hay mucha gente que le debe mucho al partido que les ha solucionado media vida.

Y viva el Betis manque pierda.

11:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

señor don paco robles, era usted el que el sabado 16 de junio degustaba en casa vicente (cajirón para el sabio pueblo ayamontino) un magnifico atun encebollado????...........buen sitio, para tomar algo, excepto en los meses de verano, demasiada gente, sobre todo "extranjeros", le iba a expresar mi admiración, pero preferí dejarle degustar las viandas tranquilamente. saludos

8:37 p. m.  
Blogger Patrimonio de Sevilla said...

En efecto era yo el que degustaba el atún encebollado, y los chocos fritos, y el jamón, y todo lo que por allí pasó.
Un abrazo ayamontino sin premio.

11:49 p. m.  
Blogger vicenteeldelasalmendras said...

La gente en Andalucía vota a PSOE como una marca. Da igual quien se presente. Pero si en Sevilla votamos hasta a Luis Yáñez!! se puede caer tan bajo? Como si presentan a Boris Izaguirre. La gente los seguirá votando igual.

Y lo digo desde la perspectiva que me da los viajes que realizo por los pueblos a causa de mi trabajo. En los negocios de la mayoría de los clientes a los que visito, no se puede hablar de política. Y estoy hablando de Sevilla, no del País Vasco. Hay tanta gente subvencionada y chupando del bote que como los mismos del pueblo muchas veces no saben quienes son pues se ha decidido no hablar de estos temas y punto.

Triste eh.

12:05 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

igualmente un saludo, leo sus artículos para disfrutar y "cabrearme", con esta, nuestra Andalucía,para reirme me dirijo a la página del sopena, otra vez que se pase por la puerta de españa, le recomiendo el restaurante la rana (en la barriada de canela), o bien el "bate a porta que eu abro" en la vecina "altura" (portugal), para cuando una alianza de civilizaciones con el algarve???

7:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home