jueves, diciembre 14, 2006

Réquiem por Lauren

Ha muerto Lauren Postigo y todo el mundo sabe cómo ha sido. Y si no, ahí están los buitres tomateros para hurgar en su corazón de cenizas, que diría el inevitable Lauren con su voz de seda y de junco, con su engolada voz que remataba las frases con palabras rotundas como crisol. Andalucía era, para este rapsoda neobarroco, un crisol con la ele final muy remarcada. Se inventaba teorías sobre el duende andaluz como si fuera el redactor del preámbulo –otra palabra de resonancias postiguianas o postigueras- del nuevo Estatuto de Andalucía.

Lauren Postigo podría haber firmado el dichoso preambulito si se lo hubieran propuesto desde la Junta. Habría respondido con esa frase que emplean todos los que viven del arte. “¿Y eso cómo se llama?” Lauren Postigo no era un friqui, sino un vividor. Lo mismo servía para llenar de coplas el Corral de la Pacheca que para inventarse una boda zulú con todos los avíos para remediar los desavíos de su frigorífico en número rojos. Pícaro con ínfulas de hidalguía intelectual. Un cursi, que dirían en Cádiz.

A este poeta que compuso La Ramona para que la cantara Fernando Esteso le han dado más que a una estera. ¿El motivo? Aquella cuña radiofónica que grabó para hacer la campaña más desastrosa que se ha perpetrado en España desde 1977. “Andaluz, este no es tu referéndum”. La voz de Lauren, que por aquel 1980 ya sabía lo que era triunfar en Televisión Española, fue crucial para que el PSOE lograra desbancar a Suárez. Y para que los socialistas andaluces vivieran, y sigan viviendo, del cuento autonómico del alfajor durante más de veinticinco años.

Gracias a Lauren Postigo se echó a las urnas el pueblo andaluz. Creían que la UCD era la mala de aquella película, pero ignoraban que las condiciones leoninas de aquel referéndum se habían pactado previamente en el Congreso... con el visto bueno del PSOE. La UCD se mantuvo fiel a sí misma, y así le fue. Los socialistas cambiaron de bando y aprovecharon el viaje para cambiar el Gobierno de España. En Andalucía iniciaron una larga hegemonía que se ha convertido en un régimen. “Si vas a votar, vota en blanco”. ¿Recuerdan?

Los músicos y los artistas, vulgo caricatos, que se han subido al carro del poder andaluz no han hecho por el mantenimiento del régimen tanto como Lauren Postigo con aquella cuña. Ni siquiera Los del Río consiguieron emularlo con su razonamiento sobre el voto en el referéndum de la Constitución europea. “Si los políticos, que son los que saben de esto, nos dicen que votemos sí, ¿quiénes somos nosotros para llevarles la contraria?” Lauren Postigo consiguió movilizar a esa Andalucía que Ortega y Gasset comparó con China a la hora de definirla como inmovilista e inamovible. Andalucía se movió, y desde entonces una selecta casta de privilegiados viven, y de qué manera, a costa de aquel invento.

Chaves debería dejar por un momento la dulzura que le provocan sus encuentros con los dictadores bananeros o con los sátrapas marroquíes. Que vuelva los ojos al año 1980. Entonces surgió una voz que llenó Andalucía de agravios irredentos. Era la voz engolada y melosa de un locutor que se prestó a hacer lo mismo que llevan a cabo los voceros del régimen andaluz. Exactamente lo mismo: la propaganda del señorito que le paga. Por eso sería un acto de justicia que el próximo 28 de febrero, con Estatuto nuevo y reluciente, el consejillo chavesiano nombrara Hijo Predilecto de Andalucía, a título póstumo, a Lauren Postigo. Que revisen sus nóminas y sus audis, sus despachos y sus enchufados a la causa. Seguro que no encontrarán a nadie que haya hecho tanto por esta autonomía que les ha dado un poder que jamás soñaron. Si han vivido un cuarto de siglo recordando el eslogan de Lauren, ¿por qué no le rinden el homenaje que se merece aunque ya esté con los artistas de Cine del otro barrio?

1 Comments:

Blogger jam said...

No le rinden el homenaje porque, parafraseando a Cervantes, son unos desagradecidos y, por ende, unos malnacidos.
Lauren Castigo, descanse en paz. Saludos.

1:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home