martes, septiembre 18, 2007

Fracaso escolar

“El que murió su padre y le cantó unas coplas, / aquel que herido en Niza palmó de una pedrada, / una que levitaba, / el que empezó en la cárcel su novela, / quien tuvo muchos dramas, muchos hijos y amantes, / el que insultó a la reina, / el de las golondrinas, / aquel homosexual fusilado en Granada, / el pastor que murió enfermo en prisión. / Se notaba que a todos les gustaba escribir, / les iba el rollo ese de la poesía”. Este poema de desahogo se titula “Conocimientos del alumno al final del curso”, y lo ha escrito Diego Reche, profesor de Lengua y Literatura, almeriense comprometido con la enseñanza pública hasta el extremo de organizar una serie de actividades literarias que jamás olieron los desertores de la tiza que hunden sus respectivos traseros en los escaños del poder.

Diego Reche sí tiene autoridad moral e intelectual para describir el fracaso de un sistema educativo que hace aguas. El presidente de la Junta ya lo reconoce, desmintiendo a su cínica y cándida consejera, la misma que hasta hace dos días acusaba a los que denunciaban lo mismo que reconoce su jefe de gabinete. ¿Se atreverá a decir doña Cándida Martínez que Chaves criminaliza o demoniza a la juventud andaluza? Que tome nota del poema del profesor Reche y que no se salga por la tangente. Y de camino, ya que le coge cerca, que deje de decir “vintitrés”, que eso es un vulgarismo inaceptable en una sede parlamentaria. ¿O es que su didáctica del buen rollito le permite perpetrar semejante atentado al idioma? A lo mejor resulta que los diptongos son fachas y carcas...

Ante el fracaso escolar que ya ha reconocido hasta el mismo Chaves, el propio presidente de la Junta esgrime un curioso argumento: estamos pagando tantos años de analfabetismo, de falta de plazas escolares, de retraso educativo... Eso no se lo cree el bueno de Manolo ni harto de eslóganes modernizadores. ¿Cómo es posible que el mismo tendero nos venda, y a la misma vez como diría el mimado Lopera, que Andalucía está a la vanguardia de las nuevas tecnologías mientras reconoce el fracaso escolar de una generación que está pagando ahora el retraso de sus abuelos? Porque los padres de los alumnos de hoy, no lo olvidemos, cursamos la EGB sin problema alguno, y aunque no fuéramos a selectos colegios privados como la mayoría de los sociatas que ocupan el poder sabemos distinguir perfectamente entre una colisión y una coalición, términos que el presidente de la Junta confunde como si fueran la misma palabra.

Chaves puede salirse por la tangente del pasado sin pudor alguno, pero ha de asumir que el fracaso escolar tiene nombre y apellidos, logsianos irresponsables que siguen al mando de la Consejería de Educación. Los abuelos de los niñatos que desprecian la educación gratuita y que impiden el desarrollo de las clases no tienen la culpa de nada. Es más: respetaron a los maestros durante el poco tiempo que estuvieron en la escuela, y aprovecharon lo poco que aprendieron para salir adelante y para buscarles a sus hijos un futuro mejor que el suyo. Al cabo del tiempo comprueban, en sus propios nietos, que todo se ha ido al garete, que la educación brilla por su ausencia, que se ha perdido un respeto que para ellos era reverencial. ¿Y encima va a venir ahora el responsable de este fracaso para echarles el muerto de la Logse encima?

El profesorado andaluz debe levantar la voz de una vez. No puede seguir sometido a los dictados de esta dictadura pedagógica de la corrección política, de la congregación logsiana para la doctrina de la ESO. Que se lea Chaves el poema del profesor Reche. Que se lo pase a su cándida y cínica consejera. Y que se dejen de cuentos y pamplinas: la educación, como el futuro, nunca puede esperar.
pacorobles63@gmail.com

4 Comments:

Blogger jose antonio manzano said...

Enhorabuena por el artículo, cada día tengo más claro que fuimos unos afortunados en nuestros colegios y universidades públicas -por el esfuerzo, claro-. Salu2.

11:16 a. m.  
Blogger Lopera in the nest said...

Estimado Paco, Don Eduardo me enseñó Matemáticas, la Srta. Ester francés, un profesor de Historia, del que desgraciadamente no recuerdo su nombre, se esforzó en que aprendiera, todo eso fue hace ya más de treinta años en el Insituto San Isidoro, en Sevilla, Todos lo consiguieron pese a que yo no me esforzaba todo lo que debería haber hecho, pero lo consiguieron, aprendí a respetar el Conocimiento. Pero hace ya treinta años. Y además aprendí Filosofía, Física, Química, Ciencias Naturales, todas esas cosas que son la bese de la Educación para la Ciudadanía. Tuve después más maestros, en la Universidad, pero estos lo fueron porque existieron los primeros.

11:46 a. m.  
Anonymous Corrector said...

Bravo, D. Paco.

Sólo una correción al título de su blog. Creo que lo que Vd. trataba de escribir era el siguiente genitivo sajón:

Paco Robles' Blog.

Paco Robles Blog's no tiene sentido: querría decir algo así como el paco robles de blog (¿?¡). Perdone la correción pero es que me chirría cada vez que vengo a verle. Saludos.

6:06 p. m.  
Blogger manuel j. gonzález said...

Sencillamente delicioso D. Francisco. Leerle a usted es reencontrase con el sentido común.

8:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home