jueves, febrero 02, 2006

Charnegos

"Es pronto para que un charnego presida la Generalitat". Lo ha dicho Jordi Sevilla... y no le ha pasado nada. En un país con un mínimo de decencia habría tenido que dimitir. Pero aquí tenemos un ministro que juzga a la gente por su origen. Lo que ha dicho Sevilla no es democrático. Y lo digo con todo el rigor de la palabra. En una democracia todos los ciudadanos somos electores y elegibles. Además, lo de charnego sí que es xenofobia pura y dura. Imaginen que alguien hubiera dicho que todavía es pronto para que un gitano sea presidente de la Junta de Andalucía. Lo habrían molido, y con toda la razón del mundo, a palos. A ver si Sevilla se entera de una vez que todos somos ciudadanos. E iguales ante la ley.

4 Comments:

Anonymous Antonio Marías. said...

Sieterrevueltas, quizá me equivoque, pero que Sevilla haya dicho lo que ha dicho no me parece tan terrible. A mi juicio, lo único que ha hecho "don Jordi" es constatar un hecho: en la Cataluña actual, donde el nacionalismo es omnipresente y omnipotente, un charnego no puede ser presidente regional. Desgraciadamente, se requiere de forma tácita ser catalán de pura cepa; esos catalanes de segunda conocidos como charnego han de quedar para otra cosa.
Insisto: lo terrible es que Sevilla ha dicho una verdad como un templo; ha tenido la mala fortuna de que lo cogieran descubriendo que el Oasis Dorado no es más que un pestilente Charco Amarillo. Estoy seguro de que, si por él fuera, las cosas serían muy distintas.
Un saludo, SieteRevueltas, monstruo.

2:04 p. m.  
Anonymous wolfram said...

Este ministro debería cambiarse de apellido, no se lo merece.
Por cierto, Paco, a mediados del sigl XVI, hubo un juicio de la inquisición en el que se condenó a un tal Francisco de Robles, natural de la Puebla de Cazalla y residente en Antequera, a un año de prisión. ¿Es un antepasado de uno de los protagonistas de Monipodio??

3:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Si el PSOE no le dice nada y su presidente Chávez (o Chaves, me confundo...) da la callada por respuesta, sería mejor que fuera preparando su carta de dimisión como Presidente de la Junta, ya que él no es andaluz.
¿Dimisión? jejeje... debe ser el verbo menos conjugado por la clase política española, perdón estatal.

3:09 p. m.  
Anonymous elquesonríealasparedes said...

Propio del que presume de tribu, de clase o de raza. Como los perros con carta de origen, como los cerdos de jabugo, como el bonito del norte, o mejor como el cava catalán, que a parte de copiar al mejor champagne, copian argumentos de los de la esvástica.
Retiro la comparación: qué culpa tendrán los puercos jamoneros.

11:24 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home