sábado, diciembre 30, 2006

Derecha resignada

Hay una derecha liberal que cree en el individuo antes que en la rigidez del Estado, y existe una derecha conservadora que salvaguarda lo mejor de la tradición para no perder el rumbo de la Historia. La derecha puede ser monárquica o republicana, laica o católica con ribetes democristianos. En España hubo una derecha carca y cerril, cuartelera en el peor sentido de la palabra cuartel, una derecha maloliente y despótica. De ese molde han sacado los nuevos progres el espantajo de la derechona que luego han derivado en la derecha extrema, como dice Pepiño Blanco para cumplir con el argumentario del partido que se fabrica él mismo. En vez de extrema derecha, derecha extrema. Así está el nivelito de las ideologías en este arranque de siglo o de milenio, a elegir.

En Andalucía nos encontramos con la derecha más inverosímil: la derecha inexistente. Es un hecho que en esta realidad nacional no existe político alguno que se declare, con luz y taquígrafos, de derechas. Todos se esconden bajo el paraguas del centro, y lo máximo que reconocen es su encaje en el híbrido del centro-derecha. Les da vergüenza declarar lo que son como si fuera un pecado original. En la acera de enfrente, sociatas y comunistoides se permiten el lujo de presumir de izquierdismo sin pudor alguno. Y eso que algunos vienen de la peor tradición política de occidente y de oriente, por no hablar de los que se empeñan en defender a dictadores en chándal.

Frente a este complejo de inferioridad política y moral se ha levantado Esperanza Oña para denunciar la falta de coraje que anida en las mentes de sus propios compañeros de partido. La alcaldesa de Fuengirola ha dicho en voz alta lo que otros hemos escrito más de una vez y más de dos: en Andalucía el PP ha tirado la toalla, el albornoz y el gorrito de la ducha. Esperan que les toque el poder como si fuera la lotería. Se conforman con estar en la oposición, que no es el duro banco gongorino, sino el banco donde cobran los duros antiguos del salario público que les permite vivir del cuento.

Los miembros del núcleo duro del PP andaluz se han acostumbrado a vivir de las rentas del régimen. Son meros figurantes. Viajan en coche oficial o en AVE de mangazo y disfrutan de unos sueldos que no soñarían en la empresa privada. Los parlamentarios tienen más vacaciones que un maestro. De momento, el mes de enero es como más de un culiparlante o culivotante de la camarita andaluza: inhábil. Y el resto del año se limitan a rellenar el expediente.

A la derecha andaluza le hace falta, en primer lugar, reconocerse como tal. Sin complejos y sin ataduras con un pasado que no tiene nada que ver con ellos. Y a partir de ahí, ejercer la oposición con todas las de la ley. No tienen por qué hacer las trampas que el poder perpetra en Andalucía. No hace falta llegar a tanto. Basta con denunciar los abusos del régimen chavesiano sin que les tiemble la voz y sin retroceder ni un milímetro cuando el adversario se convierta en el enemigo que aparece cada vez que se le toca el lado oscuro y corrupto que pretenden ocultar como sea. Arenas sabe muy bien que sin apretar el acelerador no es posible remover las estancadas aguas del régimen andaluz. Y su segunda de a bordo, Esperanza Oña, ya les ha dado el primer toque a los suyos.

En Andalucía vivimos una situación de anemia democrática. Faltan anticuerpos en la oposición que combatan los virus que segrega el ejercicio continuado del poder. IU pretende convertirse en la muleta que dejó vacante el PA. Y el PP sigue anclado en su papelito de actor secundario, de portero suplente que se limita a cobrar el sueldo y a ver los toros desde la barrera. Por eso ha tenido que salir Esperanza Oña a decir lo evidente. En Andalucía la derecha está resignada a mantenerse en la oposición. A partir de ahí que cada vela aguante su palo, que diría el otro...

11 Comments:

Blogger Laninaqueriegalaalbahaca said...

Como siempre los calcas, no sólo a los ¨progre¨ sino a los ¨maricomplejines¨.
Y añadir:
El tiempo al final descubre todo, es una charlatana y termina hablando incluso cuando no se le pregunta.
(Eurípides)

11:06 p. m.  
Blogger Albiac said...

¡Menuda radiografía!
Así es en Andalucía, y espero que tal vocación no se haya extendido por el resto de España.
Tras la rajada de Esperanza Oña, espero que las miradas de reojo, las traiciones y la purga en el PP sea fructífera y no sea demasiado tarde para la siguiente oportunidad.

5:38 p. m.  
Blogger Mónica said...

Ea, pues como hace un par de horas que hemos estrenado el año, allá vamos con fuerzas renovadas a arrearle un buen soplamocos a los maricomplejines, a ver si de una vez se despiertan y se enteran de algo, que ya va siendo hora.

Hombre, a efectos de imagen de esta mujer, puede que haya estado bien el tirón de orejas. Pero, de todas formas, yo ni a Esperanza Oña ni a nadie del PP-A le he oído jamás un discurso político en el que se defiendan ideas verdaderamente distintas de las de los socialistas, en el que de verdad se marquen distancias y se deje constancia de tener una visión de las cosas genuinamente diferente a la de quienes hace un cuarto de siglo vienen asfixiando las energías de los andaluces. En el que ninguno de ellos se esfuerce por demostrar argumentalmente lo evidente: que no es sólo Chaves sino el socialismo lo que no funciona; que allí donde se aplica, el intervencionismo socialista no sólo no consigue los fines que dicen perseguir sus mentores, sino que resulta ser un obstáculo para la prosperidad y para el verdadero progreso, que es el que crean los individuos interactuando en un mercado libre en el que el gobierno se limita a ser el garante de la propiedad y del respeto de los intercambios privados y voluntarios entre las personas.

La oposición de aquí consiste básicamente en decir que van a hacer lo mismo que los socialistas pero sin robar. O en explicar, como Alicia Martínez en Sevilla, que lo malo que tiene la PSOE es que no cumple el programa de la PSOE, por lo que hay que votarlos a ellos, a los peperos, que sí que lo van a cumplir. ¿Y me piden a mí que les vote para aplicar el programa del PSOE, y para crear todavía más concejalías, como si no sobrasen ya la mitad de las que hay? Amos, hombre. Dice Gregorio Serrano que para subirle arbitrariamente el IBI a quien no quiera alquilar su vivienda el ayuntamiento de Sevilla tenía que haber cambiado no sé qué normativa, y que son muy torpes por no haberlo hecho. Pero, aparte de sentirse muy ufano por conocer los similitruquis reglamentísticos ¿tiene Gregorio Serrano alguna idea acerca de lo que es la propiedad, de su significación para la civilización occidental y de por qué es intolerable que los gobernantes pretendan inmiscuirse en lo que la gente hace con lo que es suyo? ¿Tienen estos mendrugos del centrismo alguna idea, siquiera lejana, de que es el intervencionismo gubernamental, sus reservas de suelo, sus VPOs y demás falacias keynesianas y planificatorias propias de petimetres como Emilio Carrillo el verdadero causante de los precios de la vivienda? ¿Van a dejar alguna vez de atufarse de informes de la Caixa y a empezar a no impresionarse por las filípicas de editorialistas tan preocupados por la cornisa del Aljarafe que pierden de vista el hecho evidente de que, para que existieran la Plaza del Salvador, Manhattan o Roma, antes fue necesario que los jaramagos que había debajo dejaran de existir?

En el PP andaluz no salen del mismo cansino círculo de la demagogia y la falta de ideas, del paternalismo democristiano (por si todavía no hemos tenido bastante, más socialismo) del que si tú no has hecho o has dejado de hacer esta carretera o estas inversiones, que si más dinero público por aquí y por allá, en vez de entrar a discutir de raíz cada una de las premisas del socialismo, todas perfectamente falsas, desmentidas por la Historia y por la ciencia económica. Empiezan por tragarse pastueñamente todas las premisas del otro –no sé si por falta de formación económica, por mera cobardía o por populismo-, en vez de combatirlas y, a partir de ahí, pues ni tienen discurso ni tienen nada. Ellos mismos se prestan a seguir alimentando la mentalidad que a ellos les hace perder y a los andaluces no prosperar.

¿Tan difícil es explicar que el gasto público, lo haga quien lo haga, no sólo no arregla nada sino que es un baldón para la economía y un perfecto desastre que se carga la correcta asignación de recursos propia del mercado libre? ¿Tan tontos nos ven a los andaluces como para pensar que no vamos a entender que el gasto público, en tanto intenta detraer los recursos de allí donde habrían sido utilizados por sus propietarios y redirigirlos allí donde no lo habrían sido, empobrece y no enriquece, ya que los seres humanos se ven compelidos a realizar actividades cuyo coste de oportunidad es mayor que la utilidad que obtienen por ellas, es decir, se ven obligados a renunciar a sus fines prioritarios por orden del gobierno? ¿Que donde no hay precios ni incentivos privados –sino sólo incentivos de políticos (burocráticos, de grupos de presión y de clientelas)- lo que tenemos es un agujero negro al que todo el dinero que eches es para nada? ¿Habrá un sitio más necesitado de reformas liberalizadoras que Andalucía? ¿Habrá una región española donde eso de la independencia de la sociedad civil respecto al poder, de que los ciudadanos no necesitamos más padrecitos estatales ni más chiringuitos burocráticos (y cuidado con la trupe de autodenominados expertos de esto y aquello y demás aspirantes a ingenieros sociales que, dado que con el PSOE no pueden rascar bola, se están acercando al PP: el que sea tan experto, que lo demuestre sirviendo al consumidor en empresas privadas, no tratando de mangonear las vidas ajenas desde el poder, porque democratizar el pesebre ni es alternativa ni es nada) sino más libertad, menos impuestos, menos trabas, menos subvenciones distorsionadotas de la correcta asignación de recursos, menos abrevaderos públicos y que nos dejen en paz suene más fresco, más novedoso, más rompedor, más oxigenante? ¿Habrá algún lugar donde resulte más perentorio explicar que vivir hoy de las migajas de la subvención es renunciar al crecimiento y al futuro? ¿Va a haber alguien aquí que de una vez nos explique por qué el que Almería sea una de las provincias menos “beneficiadas” por la Junta es algo directamente relacionado con su mayor dinamismo? Bueno, pues maricomplejines o no sabe o no se atreve.

Y siempre saldrán con el lloriqueo habitual de que tienen los medios en contra. ¿Que, abras el periódico que abras, en Andalucía todo es pura mentalidad estatista, antiliberal, ecosandía y chorraprogre? Pues combátela tú, hombre, explica las cosas, da un poco de ejemplo. De entrada, empieza por oponerte frontalmente a todo tipo de CACs y de ridículos inventos para intentar entrometerse en la libertad de expresión y para apuntillar la idea de que los ciudadanos somos niños de teta necesitados de la tutela gubernamental. Aprende un poco de Esperanza Aguirre, la única que vale un duro en el panorama político nacional porque esa sí que tiene claro en lo que cree, por qué lo cree y además no tiene complejos a la hora de afirmar que a quienes de verdad hay que pedirle explicaciones acerca de sus caducas y fracasadas recetas es a la izquierda, no a los liberales. Verás como ella no se arredra ni ante un Polanco ni ante veinte polancos.

La paradoja española es asombrosa. Mientras por ahí, mundo adelante, e incluso en los supuestos bastiones socialdemócratas, la realidad hace que los partidos laboristas se vean forzados a apropiarse de parte del ideario liberal-conservador para poder sobrevivir políticamente (yo, minarquista convencida, en Gran Bretaña votaría a Blair en vez de al conservador tontiprogre de Cameron) aquí nos encontramos justamente con el fenómeno contrario. Con una derecha que, demuestre lo que demuestren los hechos sobre el socialismo, se
arruga y, por puro complejo, se hace cada vez más intervencionista. Una derecha que, lejos de combatir las ideas colectivistas y socializantes que una vez tras otra se comprueba que no funcionan, se empeña en reforzarlas.

Aquí ahora mismo nos tienen entretenidos con esta estupidez derrochadora y liberticida del Estado de las Autonomías, tan propicia para la demagogia identitaria porque nos hace perder la noción de que, el dinero por el que los políticos nos quieren echar a pelear a unos con otros para poner más y más chiringuitos burocráticos y demás pesebres inútiles y nocivos, no cae de los árboles sino que procede de la extorsión a quienes de verdad son productivos, que son los ciudadanos. Pero, mientras tanto, en España nadie habla de los temas importantes, de los que están sobre la mesa en otros países: de hacer las reformas liberalizadoras necesarias para afrontar el reto de la globalización, de flexibilizar el mercado laboral, de eliminar impuestos y trabas regulatorias a la inversión, a la productividad y al emprendimiento; de la necesidad de reducir el porcentaje del PIB que manejan aquí las administraciones, de introducir modificaciones en un estado de malgastar que antes o después va a estar en quiebra y que supone un lastre evidente para nuestra competitividad en el futuro; de acabar con la esclerotización estatista de la enseñanza, grave amenaza para la formación de nuestro capital humano.

En fin, que mientras estos cenutrios del centrismo no se enteren de que tienen que defender ideas, principios, y de que no basta con gestionar mejor que los otros así a base de tecnocratismo descafeinado, sino que además tienen que dar la batalla intelectual al socialismo, no harán nuna nada.

Y a mí por lo menos ya me estan llevado a un punto de hartazgo tal que, o veo nambio muy acusado, o de aquí no pienso pasar. Porque, para votar socialismo (y comprobar sus efectos), ya está la PSOE.

2:38 a. m.  
Blogger Hispalis said...

A penas se ha puesto la luna en 2006 cuando hemos tenido que escribir en la memoria histórica de todos una acto más de ETA, un acto que por desgracia a muchos no nos coge de sorpresa y que pensamos que se trata sencillamente (nunca mejor dicho) de una ‘Crónica de una muerte anunciada’. Pero lejos de sorpresa, nuestro interior más profundo se indigna preguntándose: ¿y esto es un proceso de Paz? Si bien, es tiempo de reflexión y de cuestionar si verdaderamente estos meses de no atentar han servido para algo o bien para dar mayor cobertura y tiempo a una ‘pandilla’ de asesinos arropados de fariseos enloquecidos no menos culpables que los que aprietan el botón de una bomba o el gatillo de pistolas negras.

No obstante, no debemos regalarle a estos ‘indeseables’ el propósito que quieren, es decir, hablar de ellos.

Admirado Paco, comparto contigo tus palabras y te invito a que leas un interesante artículo de la señora Oña en una revista de carácter regional que el otro día me llegó. Agenda de la Empresa Andaluza. Como digo, sus palabras no tienen desperdicio alguno. Cuando lo leas me cuentas. Por cierto, desde hace tiempo te tengo puesto un enlace, sería un honor que hicieras lo mismo con mi blog al que de paso te invito a que accedas. Un abrazo y eliz 2007. sevillajusta@yahoo.es

12:49 p. m.  
Blogger Hispalis said...

A penas se ha puesto la luna en 2006 cuando hemos tenido que escribir en la memoria histórica de todos una acto más de ETA, un acto que por desgracia a muchos no nos coge de sorpresa y que pensamos que se trata sencillamente (nunca mejor dicho) de una ‘Crónica de una muerte anunciada’. Pero lejos de sorpresa, nuestro interior más profundo se indigna preguntándose: ¿y esto es un proceso de Paz? Si bien, es tiempo de reflexión y de cuestionar si verdaderamente estos meses de no atentar han servido para algo o bien para dar mayor cobertura y tiempo a una ‘pandilla’ de asesinos arropados de fariseos enloquecidos no menos culpables que los que aprietan el botón de una bomba o el gatillo de pistolas negras.

No obstante, no debemos regalarle a estos ‘indeseables’ el propósito que quieren, es decir, hablar de ellos.

Admirado Paco, comparto contigo tus palabras y te invito a que leas un interesante artículo de la señora Oña en una revista de carácter regional que el otro día me llegó. Agenda de la Empresa Andaluza. Como digo, sus palabras no tienen desperdicio alguno. Cuando lo leas me cuentas. Por cierto, desde hace tiempo te tengo puesto un enlace, sería un honor que hicieras lo mismo con mi blog al que de paso te invito a que accedas. Un abrazo y eliz 2007. sevillajusta@yahoo.es

12:50 p. m.  
Blogger San Isidoro said...

Mónica, totalmente de acuerdo contigo. Lo de Esperanza Oña no es más que jugar a las tres cartitas. Amagar y no dar. ¡Qué diga quiénes son esos concejales y que den la cara!.

Y así quedamos todos retratados.

http://www.siervodelaverdad.blogspot.com/

4:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Paco...mira esto...¿crees que me lo permitirán?
http://sevillacritica.blogspot.com/

6:39 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

¿Hubo una derecha cerril?... ¿Hubo?...
Pero si ahora resulta que ha vuelto Fuerza Nueva... ¿No ha visto los cartelitos "Si todavía te indignas..."?

Y digo yo que la LOGSE, además de canis y andilucas... también habrá tenido sus terribles consecuencias en las familias más conservadoras.

Bueno, lo de los canis es algo sin precedentes, pero lo de los niñatos con bombers y martens dando palizas ya lo había hace 20 años: como ejemplo ilustrativo podemos ver a uno de sus cabecillas más violentos en los programas del corazón invitado por La Patiño y también comiéndose las uñas en la puerta del negocio de sus padres... calvo perdido a los 40 aunque lo disimule con fijata.
En fin, en la tierra de Caín...

Hablando de complejos y Caín... no sé porqué me acabo de acordar del lavado de manos de Franco para sacar del talego a José Antonio...
¿Le asustaba que tuviera ideas?... independientemente de que fuera mucho más guapo que él.

¿Le asusta a la derecha tener ideas?...

7:36 p. m.  
Blogger El Cerrajero said...

Aplausos por la claridad en la exposición, te enlazo la entrada y recomiendo.

Un saludo

9:44 p. m.  
Anonymous Mónica said...

Eso es lo malo, eres mi cruz. Lo peor es que cuando la derecha política ha tenido ideas en España esas ideas han sido precisamente … más socialismo. Así, las ideas de José Antonio eran también puro anticapitalismo. Más antiliberalismo . De tipo corporativista y de derechas, pero más colectivismo y más socialismo, en definitiva.

Y, claro, cuarenta años tragando eso lógicamente han dejado un poso de creencias estatistas , un franquismo sociológico que dificulta enormemente la difusión de las ideas individualistas y liberales en España.

Yo a los niños de Fuerza Nueva –como a los de NNGG- los ponía a todos a estudiar economía. Aunque si todavía no han llegado a Adam Smith, a ver cómo van a haberse enterado de la revolución marginalista, de la teoría subjetiva del valor ni de nada. Y en lo de la LOGSE tienes toda la razón.

11:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es que con el equipito regional y provincial de Sevilla hay que echarse a temblar... El que tiene formación académica no ha trabajado nunca y el que no tiene formación académica... pues tampoco ha trabajado nunca! Ese es el nivel impuesto por Arenas para que no le hagan sombra. Y siguen los mismos "iluminados" desde hace más de una década, o dos... No pasarían la primera entrevista buscando empleo, sin enchufe, claro...

10:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home