miércoles, enero 03, 2007

El otro discurso



Andaluces y andaluzas:

Quiero agradeceros un año más que me permitáis la entrada en vuestros hogares a través de esta televisión que es, como bien señala su eslogan, la nuestra. Por eso mantengo en su dirección a quien fuera mi portavoz, ya que no hay nada como un pueblo convenientemente informado para mantener el régimen que mejor responda a sus intereses. En estas fechas tan entrañables, a las que no denominaré de ninguna forma para que nadie se sienta insultado en esta Andalucía multicultural, el valor de la familia se impone sobre los intereses partidistas. Son noches para pasarlas en familia, a cubierto o a climocubierta, rodeado por esos familiares que comparten nuestros logros y que se aprovechan, por qué no, del parentesco para progresar en lo económico y en lo social.

Después de la familia lo más importante es el partido. Y digo el partido porque en Andalucía sólo hay uno que merezca ese nombre. Los demás son grupos de intereses creados para conspirar contra los que ejercemos el poder de la única forma legítima que puede hacerse: somos los herederos de aquel movimiento que se gestó el 28 de febrero, los únicos que estamos capacitados para gobernar en Andalucía. Si en otra época se acuñó el lema de los veinticinco años de paz, en la nuestra estamos a punto de igualar esa marca. A tal efecto, la Consejería de Propaganda iniciará en breve una campaña que sirva para recordarles a los andaluces subvencionados el origen y el futuro de su bienestar: Veinticinco Años de Paga.

En esta tesitura hay que situar uno de los proyectos más importantes que la Junta de Andalucía abordará este año. Con vistas a la participación masiva en el referéndum del nuevo Estatuto, la misma Consejería de Propaganda imprimirá un carné con la correspondiente pegatina para que los andaluces de verdad puedan lucir el lema en la solapa: “Yo voté que sí”. Cuando seamos llamados a las urnas, nadie, por ninguna razón, debería sentirse tentado de negar su apoyo a Andalucía y a sus intereses generales. Los andaluces deben expresarse con su voto. Y el que no lo haga deberá llevar sobre sus hombros la sombra de Lauren Postigo.

Andalucía avanza y progresa lo necesario. No es plan de adelantar a otras comunidades autónomas como Cataluña o el País Vasco, ya que ese desequilibrio originaría un desconcierto impropio de una España donde las autonomías deben saber cuál es su lugar en el Estado. Además, una Andalucía poblada por emprendedores de verdad y por trabajadores cualificados podría entregarse a los cantos de sirena de la derecha y votar por opciones que no son las mejores para nosotros ni para nadie. Frente a esta alternancia indeseable, nada mejor que ese transfuguismo propiciado por nuestro partido que arrebata diputaciones y alcaldías a los enemigos de Andalucía. No hace falta señalar que hay tránsfugas buenos y malos, y que la dirección que toman es la que define su bondad o su maldad. Asimismo tengo que agradecer a sindicalistas y empresarios la paz social que convierte el panorama laboral andaluz en una balsa de aceite. Los acuerdos de concertación, que los andaluces pagan generosamente de su bolsillo, sirven para silenciar disputas que no llevan a ninguna parte.

Por último quiero enviar un mensaje de apoyo al Gobierno y a su presidente, que no pudo disfrutar de unas merecidas vacaciones en nuestro entorno privilegiado de Doñana por culpa del derrumbe de un aparcamiento en Barajas. Y al Partido Popular le quiero decir que no utilice el terrorismo como arma electoral: que hagan lo mismo que hizo Rubalcaba, el actual ministro de Interior, la noche del 13 de marzo. Apoyemos todos al Gobierno, haga lo que haga y diga lo que diga. Lejos quedaron los tiempos de la confrontación con los enemigos de Andalucía.

Para todos y para todas, felices fiestas sin denominación de origen y un próspero 2007.

18 Comments:

Blogger canalsu said...

Magnífico discurso.

Peeeeeroo…Zarrías, que ha estado en canalsu, ha protestado porque dice que está malinterpretado, que lo que Chaves dijo realmente sobre el atentado fue: "por culpa del derrumbe de un aparcamiento en Barajas, que está en Madrid y gobernada por el PP."

8:35 p. m.  
Anonymous Erchave said...

Es usted un inseprentable, Sra. Robles.

12:23 a. m.  
Blogger Lopera_in_the_nest said...

Intenté ayer sin éxito matizar los comentarios de Mónica y del autor de este blog, osado que es uno!. Lo de sin éxito supongo debido tanto al Sr. Gates como a mi torpeza, que no a mi osadía.

Lo intento de nuevo!.

Sostenía el Sr. Robles que la "derecha inexistente andaluza" vivía muy confortablemente en la oposición, no lo voy a contradecir, pero sí matizar. Es la sociedad andaluza la que vive muy bien en la "resignación", la que no tiene respuesta ante la parálisis social que impide el Progreso Social. Ni siquiera el ejemplo de otras sociedades como la irlandesa o la finlandesa, por no decir la madrileña, les sirve a la mayoría de los andaluces para tener conciencia que no debemos seguir por este camino.

Pero, y me atrevo a matizar el brillante comentario de Mónica, desde el "gasto público" se pueden y se deben hacer muchas cosas, los ciudadanos confiamos nuestros impuestos a gobiernos que elegimos democráticamente, y éstos deben tener iniciativas "públicas" donde NUNCA van a llegar la, absolutamente necesaria, iniciativa privada. Se me ocurren muchos ejemplos relacionados con la Educación, la Investigación, la Sanidad, la Seguridad, el Transporte, etc. Pero la condición necesaria y sificiente para que el sistema funcione de forma aceptable es que la "oposición" funcione y muy bien, sea ésta del signo que sea.

12:01 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

Sr. Robles el último párrafo sobra.
Principalmente por respeto... y a lo mejor porque entonces hubo quien dijo A cuando era B... no merece la pena seguir... parece que se quedaron ustedes como idos y no hay manera de despertarles y traerlos al presente...

Transmítale a su padrino Burgos que ahora nadie grita (salvo por inercia) aquello de "Queremos saber" porque un gobierno siempre está más guapo cuando calla aunque parezca ausente... y que mi gato sigue siendo más sabio que el suyo básicamente porque no dice nada.

Para hablar ya sobran tertulianos.

1:26 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

Por cierto...
he visto a Dª Pilar Manjón visitando a los familiares de las víctimas.
¿Puede alguien confirmarme, porque no lo sé, si alguien de la AVT que no estuviera tirando huevos ha hecho lo mismo? Y estoy deseando que me digan que sí.

1:41 p. m.  
Blogger San Isidoro said...

El discurso de Cháves fue patético. Como todo lo suyo y nuestro. Porque seguro que vuelve a ganar. Mientras Antonio Sanz se ha vuelto a poner como un bollo.

http://siervodelaverdad.blogspot.com

11:38 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Lopera in the nest, dado que yo –al igual que Hayek - no soy conservadora, no tengo más remedio que, con toda cordialidad, negarte la mayor y la menor. La mayoría de las cosas que aquí hace el gobierno no es que no sea necesario que las hagan: es que es nocivo. Plomo en las alas. Quitando seguridad, justicia y defensa, todo lo demás podemos proveerlo mucho mejor y mucho más eficientemente los privados que el estado. La eterna excusa de que la iniciativa privada no va a llegar a no sé dónde está tan desmentida por la experiencia como por la ciencia económica. Ya sólo se la tragan los burócratas (cualquier grupo que trinque del estado es una burocracia, empezando por la grotesca FACUA, uno de cuyos representantes pretendía –con la total anuencia del acrítico locutor de COPE Sevilla- convencernos esta mañana de que a los consumidores se nos obliga a comprar en los establecimientos razón por la cual necesitamos que perfectos ignaros económicos como ellos, que sólo abren la boca para pedir aumentos en los costes y más y más funcionarios, nos defiendan de nuestra propia libertad y de las transacciones voluntarias con nuestros semejantes) y las castas políticas de los socialistas de todos los partidos, que viven estupendamente de explotar la ingenuidad y carácter gregario de la gente, contándonos milongas acerca de que lo público es gratis (gratis no hay nada, membrillos) y sobre lo mucho que les necesitamos. En contra de las predicciones de los estatistas, allí donde se devuelve la libertad de elegir a los ciudadanos y se realizan verdaderas liberalizaciones (no las chapuzas infectas que se han hecho aquí también por los peperos, sino sacando realmente las manos de los políticos de los asuntos, desregulando, eliminando licencias, concursos y demás las barreras de entrada regulatorias a los sectores) la realidad demuestra de forma palmaria que ni se hunde el mundo, ni las muchedumbres quedan en la indigencia ni sobreviene el apocalipsis sino que, muy por el contrario, las cosas funcionan mucho mejor, con un buen ahorro para los bolsillos de los ciudadanos y una dinamización absoluta del conjunto de la economía. Y ello es así en las infraestructuras como en todo lo demás porque, en lo esencial, no hay ninguna diferencia entre unos bienes económicos y otros, pero sí entre los modos de producirlos: el estatista, que se carga la acumulación de capital, carece de señales (precios) y se basa en que los oferentes y sus caprichos políticos manden sobre el consumidor; y el propio del mercado libre, que es justamente todo lo contrario.

Por otra parte, has de tener en cuenta que el sector privado que te encuentras hoy en este reinado creciente del estatismo, la burocracia y la presión fiscal que es la España de las Autonomías, no es el que te encontrarías en un país que fuese -como por ejemplo Irlanda- en el sentido contrario: hacia la desburocratización, las bajadas de impuestos, la libertad económica y la reducción al mínimo del estado. Conforme se va quitando poder a los burócratas y se van eliminando chiringuitos absurdos, no sólo desaparecen las oportunidades para la corrupción y ciertas empresas dejan de poder ser burocracias parasitarias de los contratos públicos y demás mamelas del pilla-pilla presupuestario (véase grandes constructores en Andalucía) para tener que competir de verdad con los que en cualquier momento puedan venir desde abajo, sino que además el dinero que cuesta mantener todo el inútil aparato gubernamental se le va devolviendo a quienes realmente están en disposición de poder efectuar el cálculo económico y tienen los incentivos correctos para ser capaces de crear la información nueva necesaria para la coordinación social, que son los privados en un mercado libre incontaminado. Como nos enseñó Bastiat, en economía es necesario contemplar no sólo lo que se ve sino lo que no se ve. Lo que se ve son las cintas que cortan los políticos. Lo que no se ve es todo aquello que la propia sociedad habría podido hacer con todo ese dinero, sin distorsiones políticas y con más libertad.

La plaza de la educación concertada vale casi tres veces menos, es mejor y encima, se hace ella solita sus infraestructuras. Cierra la consejería, elimina la potestad de los burócratas para planificar centralmente la educación, da autonomía a los centros para que puedan ir depurando sus métodos pedagógicos y da libertad y responsabilidad a los padres estableciendo el cheque escolar –con la clara advertencia de que, aquel colegio que sea tan malo que los padres lo rechacen, tendrá que cerrar- y ya verás como no necesitamos ni más gasto ni más nada para que aumenten exponencialmente la variedad y la calidad. Una vez hecho eso, si de veras quedase algún porcentaje de la población sin cubrir (que lo dudo), intervéngase. Pero desde el principio de subsidiariedad, es decir, justamente con la filosofía contraria a la que se aplica ahora.

Además, ni los impuestos son una especie de maldición bíblica –sino un robo, una extorsión que se utiliza para transferir recursos de sectores productivos y no organizados a otros no productivos pero organizados- ni a mí nadie me ha preguntado si quiero confiar nada al estado. Si tú estás encantado de hacerlo, estupendo. Pero ¿por qué me quieres imponer a mí tus fines y tu moral? Como mínimo, que nos dejen elegir a cada uno si preferimos los “magníficos” servicios estatales o que, mejor, no nos retengan nada y luego responsabilizarnos de buscarnos por nuestra cuenta nuestro proveedor de sanidad, de pensiones, de educación ...

A mi modo de ver, en España con este gobierno vamos de cabeza (en un par de años) al desastre económico. Sólo que, así como la otra vez, asesorado por verdaderos liberales, el primer gobierno Aznar sí que pudo reconducir las cosas aplicando una política económica más o menos sensata –aunque excesivamente moderada y sin aplicar de verdad principios liberales: con bajadas de impuestos que, como muestra la curva de Laffer, llevaron a aumentos en la recaudación pero que no fueros acompañados de la suficiente reducción del gasto ni del restablecimiento de la independencia del poder judicial que se cargó Glez. ni, sobre todo, del necesario combate contra la mentalidad estatista-, ahora esa reconducción desde el gobierno central va a ser poco menos que imposible porque los que gastan ya no son los del estado central sino los mandarines de las autonomías. Y la mayoría de esos incluso en el PP, sólo hay que ver que a lo que están dedicados es a reformar estatutos –es decir, queriendo tener cada vez más funcionarios, más capacidad de mangoneo, más chiringuitos y más clientelas- para saber que no quieren saber nada de disciplina presupuestaria ni de reducir el gasto público ni de nada. Así que cuando se monte el lío gordo a ver qué vamos a hacer.

Y, mientras, los del PP andaluz haciendo demagogia barata sobre la vivienda, diciendo estupideces propias de perfectos ignaros económicos comparables a los de la derecha francesa. En fin, de verguenza.

10:26 p. m.  
Anonymous Paquita said...

Hacia tiempo que no leia una parodia con tanta gracia y tanto "angel", como la que Vd. Sr. Robles acaba de publicar.

Esto si que es acabar con la confrontacion, aunque algunos sectarios se cabreen y se vea su verdadero talante.

11:03 a. m.  
Blogger Lopera_in_the_nest said...

Para el "usuario anónino" (Mónica?).

Dices que me niegas la mayor y la menor, pero creo que alguna "menor" (o quizás mayor) no me niegas. La frase "Una vez hecho eso, si de veras quedase algún porcentaje de la población sin cubrir (que lo dudo), intervéngase. Pero desde el principio de subsidiariedad, es decir, justamente con la filosofía contraria a la que se aplica ahora", permite deducir que el Estado, administrado por gobiernos democráticos, (que tristes tiempo donde hay que decir lo obvio), debe invertir nuestros impuestos en varios campos sociales.

Propones que sólo seguridad, justicia y defensa, sean de verdad las tareas de un gobierno. Yo creo que hay bastantes más.
Te recuerdo las relaciones internacionales.

En mi anterior comentario mencionaba la Investigación, por supuesto científica y humanística (utilizo estos dos adjetivos para intentar describir todo el Campo del Conocimiento). Veámoslo con un par de ejemplos. Si los gobiernos no financiaran la investigación en Medicina, muchas enfermedades se quedarían sin solución, y morirían muchos seres humanos. Si los gobiernos no financiaran la investigación en Historia, estaríamos en manos de "canallas" que nos meterían la "memoria histérica" como instrumento de dominación. Claro todo esto bajo el paraguas de la "meritocracia", es decir, que sólo a los que hubieran demostrado sus méritos académicos podrían tener acceso a los fondos públicos para realizar este tipo de tareas.

Creo que hay otra labor que debe ser asignada al Estado (en consecuencia al gobierno que los administra), el control del abuso de la codicia que con demasiada frecuencia se desata en el ser humano. Estoy hablando del intento de la explotación del hombre por el hombre, del abuso en las condiciones de trabajo, del abuso de la explotación de la mujer, de los inmigrantes, etc.

Yo como verás no te niego ni la mayor ni la menor de tu magnífico discurso, pretendo como decía ayer, matizar. Pero como podrás comprobar no soy experto en temas de organización social ni en economía, sólo un aficionado que quiere creer en la "supremacía de la sociedad civil".

11:53 a. m.  
Blogger sanisidoro said...

A Lopera in the nest: Deslizas dos o tres sofismas en tu razonamiento. Primero: la curación o no de las enfermedades depende de la inteligencia de las personas, de la suerte, etc, pero nunca de la inversión que haga el Estado. ¿Acaso Fleming invirtió mucho cuándo descubrió el hongo?. ¿Habría personas antes que observando ese fenómeno no le echó cuenta?. ¿Y cuándo Euclides hizo su tratado de geometría, base de la matemática universal? y así ad infinitum. Ahora el Estado invierte muchísimo dinero y las cosas van a peor. Lo siento pero de la inversión no se deduce el resultado.
Tampoco es cierto la relación entre la inversión estatal y la historia: ahora se regala mucho dinero y se ha inventado una historia de la Guerrra Civil. Lo siento pero tus argumentos no se sostienen.
El Estado tiene que asegurar dos cosas fundamentales: la seguridad de sus ciudadanos (policia, ejército) y la ley (jueces) y en ambos casos el Estado ha renunciado de su responsabilidad. Sin embargo se ha dedicado a todas las cosas necesarias para el control de los ciudadanos. Pero así es el Leviatán.

5:04 p. m.  
Blogger Lopera_in_the_nest said...

Para sanisidoro:

Fleming invirtió muchísimo, tenía detrás toda la tradición cultural del mundo académico anglosajón, y eso costó mucho esfuerzo, honestidad intelectual, libertad, y sobre todo, mucho dinero. El hongo lo vió porque tenía esa tradición cultural detrás.

Sin inversiones, fundamentalamente públicas, el "acto de desesperación" de Max Planck no hubiera sido sino un ejercicio intelectual para explicar la "catástrofe ultravioleta", y fíjate todo lo que ha venido detrás. Claro, tampoco hay que olvidar la tradición germánica de apoyo a la Cultura y al Progreso del Conocimiento.
¿Como crees que se ha conseguido descifrar el genoma?. ¿Como crees que Andrew Wiles pudo demostrar el "último teorema de Fermat"?. ¿Crees que en Princenton esperaron sin arriesgar para que ese formidable progreso pudiera realizarse?.

No estoy de acuerdo con lo de que "de la inversión no se deduce el resultado". Nuestro país, España, ha tenido un espectacular crecimiento en su producción científica, centrada sobre todo en la Química, la Biología y la Física, en los últimos veinte años, gracias a la inversión en I+D que se realiza desde principios de los ochenta, finales de los setenta. ¿ha sido suficiente?, en mi opinión no, debido a que el crecimiento ha sido heterogéneo, pero esa es otra discusión.

Respecto de la Historia, hasta donde yo sé los investigadores serior en este tema NO se han inventado nada, los "charlatanes de feria", gente sin rigor se han puesto a las ordenes, eso sí, muy bien pagadas, del actual gobierno que es incapaz de hacer políticas serias y tiene que inventarse estas "milongas", pero el tiempo pondrá a cada uno en su sitio.

Puede que sean "sofismas", pero a mi me parece obvio que hay paises que funcionan, tienen progreso social, y en ellos hay varios denominadores comunes, en primer lugar, y muy en primer lugar, un gran respeto por la democracia y la libertad, en segundo lugar el conocimiento progresa en esa libertad, el contraste de las ideas, el someterse a la "evaluación por pares", si me permites la cursilería, "peer review", el valorar la cultura, el esfuerzo, el conocimiento, y más cosas que mi torpeza y falta de brtillantez me impiden explicar mejor.

No sé si mis argumentos se sotienen, lo único que intento es creerme los valores que en esos países a lo que tanto quiero que se parezca el mío, son válidos, pero sobre todo respetados.

9:57 p. m.  
Blogger El Cerrajero said...

# Eres mi cruz, que pena das.

Para el resto de sufridos andaluces, Heil Chavesón!

8:15 p. m.  
Blogger sanisidoro said...

Para Lopera in the nest: Princeton, ¿es privada o pública?. El argumento de Fleming se cae por su propio peso: muchos antes que él con tradición anglosajona no fueron capaces de hacer ese descubrimiento.
Respecto al progreso, dime respecto a qué lo mides y si quieres seguimos discutiendo.
Respecto a la libertad y la Democracia estoy plenamente de acuerdo contigo.
Respecto a lo del tema de la Historia no te entiendo. Estás de acuerdo en que los actuales son unos pesebreros. La solución a esto no es que los funcionarios hagan bien su trabajo, sino que el poder tiende a perpetuarse y a dominar las conciencias. Por eso lo mejor es que el Estado no entre en esas batallas: ese es el campo de los intelectuales.
Por último el tema del I+D. Ese es el timo más gordo que se ha inventado en todo el siglo XX. Como toda subvención se acaba convirtiendo en una línea de negocio más de las empresas donde la mayoría de los proyectos no sirven para nada. Ahora te inquiero: ¿puede el Estado guiar a la ciencia?. Yo pienso que no. Y ahora la ciencia está al servicio del poder como se puede ver en el tema de las células madres. Los descubrimientos científicos no son frutos de la subvención, ¿qué era Einstein mientras pergeñaba la Relatividad sino un funcionario de una oficina de patentes?.
Que para investigar hay que invertir, evidente. Que lo tenga que hacer el Estado, a mí no me lo parece. Es preferible que el Estado deje los espacios de libertad suficientes para que los ciudadanos busquen lo mejor, que lo harán mucho mejor que el Estado.

8:27 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

El saludo hitleriano suena perfecto en sus labios Matarile.

10:51 a. m.  
Blogger Lopera_in_the_nest said...

para sanisidoro

Ayer cuando le tenía terminada la respuesta, tuve una llamada telefónica, abandoné el ordenador por unos minutos y cuando volví, maldita sea, la página estaba caducada. Intentaré responderle otra vez.

Empiezo respondiéndole a sus preguntas.

1¿Es Princenton una Universidad privada u pública?. Creo que es una Universidad privada, pero los fondos que han financiado y financian los Proyectos de Investigación básica provienen en su mayoría de la National Science Foundation.

2. ¿Que era Einstein mientras pergueñaba la Relatividad?. Por supeusto no voy a aclararle ni el pasado ni el futuro de Einstein antes y después de su trabajo en la oficina de patentes en Berna, no está mal la visión biográfica que da wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Einstein.

Pero la cuestión está en que en su opinión la "necesaria" inversión en Investigación debe ser exclusivamente privada, y yo mantengo que es absolutamente necesaria, que no suficiente, la inversión pública. Voy a ver si soy capaz de poner tres ejemplos clarificadores sobre esto.

a) ¿Se imagina que alguna empresa, o corporación empresarial, invierta algún dinero sobre la solución a la Conjetura de Golbach?, pues su solución como la del Teorema de Fermat es "fundamental" para el Progreso del Conocimiento. Hay una preciosa novela sobre el tema con título "El tío Patros y la conjetura de Golbach).

b) Hay muchos problemas sin resolver en Ciencia que, debido a que no afectan a las sociedades desarrolladas, se invierte muy poco dinero en su solución, y las empresas privadas razonablemente no lo hacen. Ejemplos de enfermedades como la malaria hacen que la "generosidad" de la inversión pública sea necesaria. Afortunadamente un grupo de investigación en Barcelona está aportando soluciones al problema de forma tal que quizás sean capaz de resolverlo.

c) Ahora hablo de Andalucía. Uno de los productos producidos en Andalucía, y con mucho futuro, es el aceite oliva, sobre todo aquel obtenido con procedimientos mecanizados y de calidad, es decir, virgen extra. Pues bien, uno de los problemas que plantea su producción es que los subproductos que se derivan de él son muy contaminamtes y sin utilidad, Un grupo de investigadores en la Universidad de Sevilla está realizando un proyecto de investigación para convertir en biodiesel estos subproductos. Pueden ocurrir dos cosas, que tengan éxito, y entonces todo magnífico, o que no lo tengan, pues en mi opinión no se habrá perdido el tiempo, ese grupo, y estoy seguro de ello sólo viendo su CV, aportará progreso al Conocimiento, ya vendrán otros que sabrán aprovecharlo, seguro!. Ojalá en Andalucía la financiación de este grupo no tuviera que ser exclusivamente pública, pero llevamos muchos años detrás de las sociedades que progresan.
Este es uno de los motivos por lo que es necesario un cambio, de la necesidad de que los andaluces tenemos que estar por el cambio. Pero repito, este grupo debe seguir trabajando, está aportando conocimiento y es útil.

Respecto a lo de las "celulas madre", estoy tan de acuerdo con Vd. que la noticia que he oido hoy, de su aparición en el líquido amniótico demuestra que una vez más hay que hacer el Cambio en Andalucía. Estos gobernantes que tenemos sólo han hecho "vulgar propaganda" con lo de las células madre" y el Prof. Bernat Soria.

5:26 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

Señores, da gusto oírles hablar de investigación y ciencia.
Ahí están los hombres que realmente levantan y hacen crecer una sociedad. Qué injusticia que sólo se hable de políticos, burócratas y trincones.

6:06 p. m.  
Blogger sanisidoro said...

Lopera in the nest: Primero de todo gracias por la recomendación del libro: me lo apunto.

Segundo: Fermat creo era abogado. No veo inversión ni pública ni privada. El tema de los matemáticos es un mundo aparte realmente. ¿Qué quizás habría que ir a un sistema mixto?, podría ser.

Tercero: La Universidad en España se ha convertido en un auténtico asco, es un nido de políticos donde no se busca la excelencia ya que, gracias al SOE, se ha confundido el derecho al acceso a la carrera con el derecho a tener estudios universitarios. Ahora todo el mundo estudia en la Universidad aunque no valga. Inaudito. Han conseguido que los títulos no valgan nada. Espero de todo corazón mi derecho a correr los 100 m en las Olimpíadas aunque tarde 3 minutos en recorrerlos. ¿O es que prevalece el derecho a la carrera universitaria sobre el derecho a que cualquiera participe en las Olimpíadas?.

De todas formas, en este desastre de Universidad el PP no puede irse de rositas. Y es que hasta el final de la segunda legislatura no hizo nada: lo suficiente para que le tumbaran la reforma. Una vergüenza.

Cuarto: Bernat Soria ha demostrado lo que es: un partisano del PSOE. Lo que quería es la subvención y ya está. No se lo que sabrá de células madres, pero de ciencia sabe poco, porque como debería saber, si no que lea a Popper, la ciencia no puede prometer un futuro magnífico donde las células madres curarán todas las enfermedades habidas y sin haber: eso cae fuera de su ámbito. Además su ética es bastante decadente como demostró cuando dijo que él no sabía diferenciar un feto de un tumor. Pues eso.

Quinto: Yo también le puedo dar ejemplos contrarios a los suyos. Las grandes producciones artísticas se deben a personas que no estudiaron en la Universidad sino que aprendían en talleres. ¿Dónde aprendió Martínez Montañés, por citar un autor que nos queda muy cercano?. Otro más lejano: Miguel Ángel, ¿dónde aprendió?. Desde luego el arte empieza a decaer cuando se encapsula en el ámbito académico.

Si nos vamos al ámbito de la Filosofía entonces apaga y vámonos. ¿Estudiaron los griegos en una Universidad y auspiciados por el Estado?. Vayamos a la Edad Moderna: ¿dónde estudió Descartes?. ¿Sabe lo que le pasó al gran Heidegger, al ideólogo del nazismo?. O sea.

Ése es el peligro de que el Estado meta sus tentáculos en el ámbito de la Ciencia y la Filosofía. Que no sabemos hasta donde puede llegar. Pero sus consecuencias sí las sabemos.

Aun así, creo que en lo básico estamos de acuerdo que es lo importante.

http://siervodelaverdad.blogspot.com/

11:34 a. m.  
Blogger sanisidoro said...

Perdón:

Aún así, creo que en lo básico estamos de acuerdo, que es lo importante

http://siervodelaverdad.blogspot.com/

11:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home