lunes, enero 08, 2007

Síndrome de Doñana

Zapatero ha pasado el fin de año en Andalucía, que para eso somos la reserva progresista de occidente y de oriente, el lugar donde los conversos al Islam pretenden hacer lo contrario de lo que hacen sus correligionarios en aquellos países donde impera la teocracia al mahometano modo. En Andalucía se discute el uso exclusivo de una catedral por los cristianos. O la devolución a unos conversos del patrimonio que la Iglesia, el Estado o unos particulares han venido cuidando durante seis o siete siglos. Somos tan progres que nos salimos. Y así nos va. Cuneros de la Alianza de Civilizaciones, paganinis de la orquesta de Barenboim, organizadores de pachanguitas futboleras que terminarán con el odio en Palestina... Si es que no podemos hacerlo mejor.

Es normal que ante los accidentes presuntamente mortales de Barajas el presidente del Gobierno busque refugio en el oasis andaluz o andalusí, que tampoco es plan de que se mosquee Mansur Escudero: el apellido es para ponerlo en un marco con su orla y todo, pero ya se sabe que esas coincidencias las marca el diablo. Zapatero no sólo padece el síndrome de la Moncloa que afectó a Suárez, a González, a Aznar. A Calvo Sotelo no le dio tiempo y por eso tuvo que conformarse con contar chistes en la bodeguilla que posteriormente utilizaría Felipe para ronear de señorito de izquierdas con sus flamencos y sus agradaores. Dicen que los chistes que contaba don Leopoldo habrían mandado a Chiquito de la Calzada a los albañiles, pero esa es otra historia que será desvelada en su momento.

El adánico Zapatero ha inaugurado el nuevo síndrome presidencial: el síndrome de Doñana. El primer síntoma de este proceso de aislamiento total se detecta en cuanto el mandatario siente pavor por aparecer en el lugar de un siniestro acaecido durante su mandato. Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte para contemplar a ZP en las costas moribundas por mor del Prestige. Eran otros tiempos y gobernaba el que se hizo la foto en las Azores. Después ardió la sierra de Huelva y Sevilla, pero ese fue otro cantar: Bambi no apareció por aquellos lares, ya que era presidente del Gobierno durante el incendio de Riotinto y no era plan de que se manchara de ceniza.

Ahora sucede tres cuartos, bien despachados y en papel de estraza, de lo mismo. Ante la tragedia de Madrid, Zapatero se refugia en la reserva ecológica de Doñana. Atención, pregunta. ¿Qué estarían clamando las voces a sueldo de la agitación y la propaganda si Aznar hubiera pasado el fin de año en Doñana mientras los bomberos de Madrid buscaban entre los escombros algún rastro de los dos ecuatorianos desaparecidos? Añádanle un buen chorreón de demagogia: imaginen que unos días antes la ministra de Fomento del bigoduto aznarí hubiera negado la pasta para que esos ecuatorianos atrapados por Air Madrid pudieran viajar a su país con el argumento de que España no podía pagar las vacaciones de unos individuos que ni siquiera son de aquí. La habrían llamado racista y xenófoba de entrada. ¿O no?

Pero ya se sabe que en España existen dos varas de medir. La agitación y la propaganda, vulgo agit-prop, son privativas del mester de progresía que ha ocupado el espacio que antes era patrimonio de la izquierda. Son los virtuosos de la pancarta y la pegatina... cuando conviene. En caso contrario se entregan al silencio y a la subvención: vaya el uno por la otra. Por eso no alza nadie la voz ante la clamorosa ausencia de ZP. En Barajas ni está ni se le espera. Este virtuoso de la imagen –es lo único que tuvo y que le queda- no quiere aparecer ante los escombros de su apuesta más fuerte. Zapatero ha pasado el tránsito del año –“en 2007 estaremos mejor”- en Doñana, el ecosistema natural para los que pueden presumir de tener más vista que un lince ibérico.

4 Comments:

Blogger jam said...

El otro día Sonsoles fue al psiquiatra: "Ahora que hemos terminado con el consciente, empecemos con el inconsciente", le dijo el Doctor.
"Imposible, está reunido con el Consejo de Ministros", respondió Sonsoles. Saludos a todos y Feliz año.

7:23 p. m.  
Blogger eres_mi_cruz said...

Creo que no lo he cogido...

7:31 p. m.  
Blogger Ful el Blogcazas said...

Me encanta tu ironía, eres de lo mejorcico que se puede oír en la radio. Por cierto, te enlazo en mi humilde blog tragicómico.

http://miblogdenotas.blogspot.com

8:39 p. m.  
Blogger El duende burlón said...

Lo peor no fue que se volviera a Doñana a pasar el fin de año con Sonsoles y las niñas. Lo peor es la torpeza política que está demostrando alguien que empezó con tanto fuelle. Ahí está la conferencia de prensa del "estaremos mejor", o el no visitar a los muertos hasta pasados cinco dias, o la tendencia a llamar accidente... Miedo me da un Gobierno tan débil, como vienen las cosas.
En cambio aquí abajo, que sí que nos haría falta un cambio (Rajoy y Zaplana dan pánico, pero lo de el cabeza es triste trágico ya) no hay debilidad en el PRi andaluz.

2:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home