miércoles, junio 04, 2008

Libertad de expresión

“Así no son las cosas, pero así se las hemos contado, que es de lo que se trata”. La voz del pícaro Gaspar de Cazalilla, alias Zinedine Zarrías, nos recuerda a cada momento que la muy benefactora Junta de Andalucía se encarga de hacernos la vida más feliz. Si el pesimismo no crea puestos de trabajo, según acertada frase de uno de los cien asesores de ZP, el optimismo que derrama el régimen andaluz a cada momento nos permite vivir en la Arcadia chavesiana, ese territorio mítico tirando a místico donde siempre hace sol.

Para mantener esta situación es necesario que los medios de comunicación no saquen esas incómodas noticias que crean un sentimiento pesimista en el noble pueblo andaluz. Y aquí entra en juego el inquieto Gaspar Zarrías, natural de Cazalilla, provincia de Jaén. Gaspar de Cazalilla es ese sucesor de Lázaro de Tormes que maneja un presupuesto millonario para premiar a los buenos y castigar a los malos. En este reparto del dinero público a través de la publicidad encubierta, vulgo propaganda, siempre hay un periódico que lleva todas las de perder: EL MUNDO de Andalucía. Y bien que se lo tiene merecido, ya que en vez de reírle las gracias al bueno de Manolo se dedica a sacar informaciones que lo ponen contra las cuerdas.

EL MUNDO de Andalucía no se ha llevado ni un céntimo de las arcas que maneja el Indiana Jones de Jaén, siempre con su látigo preparado para azuzar a los adeptos y para fustigar a los que no reproducen fielmente las consignas que cada mañana vomita la Dirección General de Hechos Anunciados de la Junta de Andalucía. Así se ha creado esa realidad virtual de Chaveslandia que se han terminado creyendo los mismos que glosan las bondades de un régimen que está más podrido que el olmo seco de don Antonio Machado. Las cifras, frías y objetivas, están ahí. Y las medidas de impulso democrático que promovió el boicoteador de Manolo, también.

Todo esto no viene a cuento de la rabieta que pueda manifestar un articulista del periódico que usted tiene entre las manos. Todo esto es algo mucho más profundo que nos atañe a todos los ciudadanos que conformamos el censo andaluz. Si todos los medios siguieran las directrices de la Junta no nos enteraríamos, por ejemplo, de las barbaridades que se cometen en el Hospital Virgen de las Nieves para que cuadren las cuentas de las listas de espera. Lo ideal en el estado idílico al que nos abocan Chaves, Gaspar de Cazalilla y el clan de los Gazules se compadece mal con la realidad. Siempre tendrán a mano un converso como Antonio Núñez, ese médico que cambió el juramento hipocrático por la hipocresía que destilan sus palabras. ¿Cómo puede decir que las comisiones de investigación son propias de los estados dictatoriales? ¿Cuántas comisiones se abrieron en la época de Franco, doctor No?

Situaciones como ésta se dan diariamente en el paraíso chavesiano, en el edén que refleja Canal Sur gracias al comisario político Camacho, inspector jefe de la brigadilla manipuladora del régimen. La violencia escolar se maquilla, la situación de la Justicia se gira para que todo el peso caiga sobre los funcionarios, los retrasos de las obras públicas se mantienen en el rincón del olvido, y la crisis económica es un simple “ajuste interno, más fuerte que el previsto, que está produciendo efectos muy graves en relación con el crecimiento económico y el paro”, como dijo Chaves el pasado jueves en el Parlamento.

Por eso quieren liquidar al periódico que usted, en pleno ejercicio de su libertad, tiene ahora mismo delante de sus ojos. Cuando no es una querella es la intervención directa para que los competidores que se portan bien puedan tener ventaja a la hora de salir al mercado. Estos caciques usan el dinero público en beneficio del partido. Si esto no es corrupción, que venga Gaspar de Cazalilla y lo desmienta. Mientras tanto, viva la libertad de expresión.

1 Comments:

Anonymous Portalero said...

Ayer ví su magnífico programa, don Francisco. Y, como usted, soy un ciudadano más que sufre -porque esto es puro sufrimiento- a los de esta "Andalucía imparable".

Lo que usted comenta en este "post" de su bitácora sólo es un tema más de los muchos que tenemos que padecer de estos dirigentes que tenemos y no merecemos aguantarlos por mucho que nos apliquen eso del "tenemos lo que nos merecemos". Ya llego a pensar que estamos pagando alguna "deuda kármica" de algo malo que hicimos en alguna reencarnación anterior. ¡Ojú!

Como comento en mi humilde blog, o nos echamos ya a la calle a protestar seriamente o nos acogemos a la ley del mínimo esfuerzo y que los del "Caiga quien caiga" de LaSexta hagan un "Prostete ya" en ese programa de televisión.

Si por casualidad ve al primo del alcalde, sáludelo de mi parte, hombre. Porque, ¿alguien sabe cómo es su cara? Porque "jeta" sí parece que tiene.

3:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home